¿Cuáles son las Ciudades Santuario?

No existe una definición real de "Ciudad Santuario", pero el término normalmente se refiere a una ciudad donde existen normas que restringen a las autoridades locales y estatales la identificación de inmigrantes ilegales al gobierno federal. Este es el caso porque la aplicación de la ley de inmigración es responsabilidad del gobierno federal, pero los funcionarios locales y estatales pueden decidir en qué medida cumplen con estas políticas federales. A partir del 7 de septiembre de este año, hay aproximadamente 165 ciudades y condados que cooperan en una escala limitada con las políticas de inmigración federales. Esta renuencia a reportar inmigrantes indocumentados puede provenir de varios lugares. A menudo, las autoridades locales temen que si hacen un informe sobre un inmigrante indocumentado que acaba de ser liberado por cargos criminales, disuadiría a los residentes locales de denunciar crímenes por temor a la deportación. En una línea similar, a menudo se considera como un drenaje de los recursos del estado para deportar a los ciudadanos. El debate ha sido acalorado sobre el tratamiento de estos santuarios. Para muchos, estas ciudades son un lugar de anidamiento para inmigrantes ilegales que se establecen en localidades y cometen crímenes. Para otros, estos lugares son una necesidad para continuar la conversación sobre inmigración con el apoyo de inmigrantes locales que disfrutan de los beneficios de llamar hogar a Estados Unidos, y trabajar diligentemente mientras se adscriben a los valores básicos de los Estados Unidos. En el diálogo sobre mantener los derechos de los estados a ignorar cierta política federal de inmigración, está la creencia de que los funcionarios estatales se convierten en ciudades santuario para preservar sus comunidades y evitar la intensa agitación y reacción que naturalmente seguiría lo que puede convertirse en deportaciones masivas.

Con las próximas elecciones, el tema de las ciudades santuario ha resurgido y varias figuras políticas están amenazando o apoyando la existencia de estos lugares. Varias ciudades de Texas mantienen esta etiqueta, que es especialmente relevante ya que se encuentra a lo largo de la frontera con México. Sea cual sea el resultado de las próximas elecciones, esperamos que Texas siga siendo una ciudad santuario para que podamos continuar ayudando a los inmigrantes en su transición a la vida aquí en los Estados Unidos sin temor a la deportación, y sin perder las raíces que ya han plantado.